En Decomwork hay ciertos momentos en los que sentimos que realmente trabajamos en un sector que se basa principalmente en intentar mejorar el mundo en el que vivimos.

Es el sector de las nuevas tecnologías, dónde lo que se pretende es que las cosas resulten más fáciles, más cercanas, que nos ayuden a desempeñar nuestro trabajo, o que nos faciliten el tiempo que tenemos para dedicar al ocio.

Pero hay contadas ocasiones donde ese desarrollo se hace pleno, verdaderamente genial, y dónde hace muy poco tiempo una persona estaba abocada al mas absoluto obstracismo y marginación social por encontrarse con una determinada incapacidad, hoy por hoy, esa misma persona puede desarrollarse plenamente, de otra forma, pero plenamente.

No hay resultado mas satisfactorio en el estudio de nuevas tecnologías, que ver como estas sirven para ayudar a las personas con alguna discapacidad.

Se ha hablado mucho de los drones, su uso militar, comercial, etc; aquí teneis un claro ejemplo  de que el uso que se hace de las maquinas es lo que hace que sean perjudiciales o no, no ellas en si mismo.

Os dejamos el siguiente enlace, merece la pena.

Imagen | picjumbo.com